Ser diferentes y comunicarlo

¿Qué nos hace distintos, especiales y mejores? ¿Qué tenemos para que el cliente nos elija? En una palabra: DIFERENCIACIÓN. Esa debería de ser la estrategia que nos haga desmarcarnos de nuestra competencia, ya sea en el aceite de oliva virgen extra o en cualquier otro producto o servicio que ofrezcamos. Pero a esa diferenciación hay que añadir algo más: COMUNICACIÓN. De nada sirve que haya propuestas muy originales y diferentes si no tienen un desarrollo comunicativo posterior. Si nos quedamos en lo externo y no entramos en el fondo, no conseguiremos nuestro objetivo, que es que el cliente elija el producto o servicio que le ofrecemos. Lo que no se comunica no existe. Y no vale cualquier tipo de comunicación. […]