Olivos centenarios buscan padrinos

Se puede ser solidario de muchas formas y con multitud de causas, también en relación al aceite de oliva. ¿Sabías que hay olivos centenarios que buscan ser apadrinados? Se trata de la iniciativa apadrinaunolivo.org, un proyecto que nace en 2014 y que busca salvar y proteger los más 100.000 olivos abandonados que existen en el municipio de Oliete, ubicado en la comarca de Andorra-Sierra de Arcos, (Teruel), a la vez que recuperar este municipio que debido a la despoblación, antes de poner en marcha este proyecto, se encontraba en vías de desaparición.

A día de hoy, este proyecto ha conseguido recuperar alrededor de 7.000 olivos gracias a la iniciativa de 2.450 padrinos procedentes tanto de nuestro país como de otros, como Francia o Alemania, y gracias también a empresas colaboradoras, como Telefónica, Fundación Botín, La Caixa, Leroy Merlín, Google, Hard Rock Café Barcelona o Lush Fresh Hand Made Cosmetics, entre otros.

Hasta ahora, gracias a esta iniciativa se han generado 14 puestos de trabajo estables en el municipio de Oliete, y son muchas las visitas que recibe, lo que ha potenciado también en turismo en la zona y todo lo que ello conlleva para la economía.

Es por ello que sus responsables nos explican que, a pesar del balance positivo que hacen desde su puesta en marcha, “nos gustaría poder hacer mucho más. Ojalá contáramos con más recursos que nos permitieran hacer muchas más cosas”.

El padrino puede elegir entre dos formas de apadrinamiento, anual o mensual y en cualquier caso, tiene derecho, entre otras cosas, a bautizar a su olivo, a un mínimo de dos litros de aceite de oliva al año, contribuyendo a reducir su huella de carbono y a generar empleo social.

Mi olivo

Además de “salvar” el pueblo de Oliete, este proyecto ha dado vida a un nuevo AOVE, el primero del mercado procedente de olivos centenarios en proceso de recuperación. Se trata de Mi Olivo, un producto único por sus valores sociales, sostenibles y solidarios, ya que el 100% de su comercialización se destina a la recuperación de los olivos centenarios de alto valor natural abandonados, el empleo y bienestar en agricultores locales, incluyendo en el proceso a personas con discapacidad y el desarrollo sostenible en áreas rurales en vías de desaparición.

Este AOVE tiene dos variedades: el Empeltre, una de las más antiguas de la Península, que destaca por su dulzor sobre un amargo y un tímido picante. En él también encontramos sabores a frutos secos, como la nuez y la almendra; la otra variedad es la Manzanota, afrutado con aceituna verde y kiwi. De estructura fina y suave, se muestra equilibrado entre amargo y picante.

Además, de las olivas recolectadas, Apadrinaunolivo.org selecciona las mejores para dejarlas macerar de manera natural en agua y sal para obtener la aceituna de mesa ‘Mi Olivo’ variedad Empeltre. Aceituna entera negra natural con aceite de oliva virgen extra, procedente de olivos en proceso de recuperación.

Este proyecto ha visto la luz gracias también a la Asociación SaóPrat, (institución socio-educativa, sin ánimo de lucro creada en 2004 en el Prat de Llobregat, en la que acompañan a niños y jóvenes en situaciones de vulnerabilidad, para recuperar motivaciones), entusiasmada por lo que hace y ha conseguido apadrinaunolivo.org y por poder colaborar con él. Desde sus talleres de diseño han dado creación a la original imagen del packaging de este AOVE donde dan vida a las olivas creando un mundo mágico.

Para 2019 los responsables de apadrinaunolivo.org se han propuesto seguir recuperando el olivar centenario, ya que su objetivo es llegar a los 100.000 olivos apadrinados. “Aún tenemos mucho trabajo por delante”, reconocen, pero trabajan para “contagiar nuestro deseo de mantener los recursos endógenos de nuestros pueblos con alto valor medioambiental y para nuestra biodiversidad, lo que entendemos que además puede tener un impacto positivo al ser una fuente de empleo, turístico, cultura, valores. Seguir involucrando a la sociedad y darles la oportunidad de que juntos hagamos posible el cambio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *