Llega la hora de los AOVEs Premium

Son los primeros en llegar y vienen pisando fuerte, revolucionando el mercado y sorprendiendo con su impactante aroma, sabor e intensidad, consiguen alzarse con los mejores y más importantes reconocimientos, tanto a nivel nacional como internacional, y llevarse la satisfacción del consumidor que los prueba. Me refiero a los AOVEs Premium, los más tempranos y los de mayor calidad que pronto tendremos en el mercado.

foto-portada

Estamos a las puertas de una nueva campaña oleícola, que da comienzo oficialmente el en octubre, aunque algunas almazaras ya han iniciado la primera recogida de la aceituna. Será con ésta con la que se obtendrán los mejores AOVEs de nuestro país, que harán que el nombre de España suene alto y fuerte entre los galardonados en los principales concursos a la calidad. De hecho, el ránking mundial The World’s Best Olive Oils 2016, publicado recientemente, señala que 37 de los 50 mejores del mundo son españoles.
world-s-best-olive-oils-2015-2016-the-extra-virgin-olive-oil-ranking

Nuestro país es líder en producción de aceite de oliva, pero la apuesta por la calidad es el gran reto al que se suman cada año más productores. Trabajan para obtener un AOVE de matrícula de honor, y en ello la recolección temprana es una de las claves. Es así que el número de cooperativas y almazaras que comienzan a producir aceite de oliva en octubre y en los primeros días de noviembre es cada vez mayor, e incluso las hay que recogen el fruto en septiembre, como es el caso de la sevillana Framoliva, que a mediados de este mes de septiembre ya había comenzado la recogida de la aceituna en su almazara de San Cristóbal situada en Huévar del Aljarafe (Sevilla). Por su parte, en Finca La Torre, cuyo zumo de aceituna ha conseguido cuatro años consecutivos el Premio Alimentos de España al Mejor AOVE otorgado por el Ministerio de Agricultura, también ha empezado esta misma semana su recolección.

Y es que es a comienzos del otoño cuando la aceituna se encuentra en su perfecto punto de envero. Es decir, en un punto de maduración óptimo para obtener un AOVE de máxima calidad al que se denomina AOVE Premium. Además, con esta práctica se consiguen evitar las posibles inclemencias meteorológicas ya que siempre es más probable que se dé un tiempo mejor en las primeras semanas del otoño que de cara al invierno.

En muchos casos esta iniciativa viene apoyada por las Denominaciones de Origen, que animan a la recolección temprana, de hecho la DO Sierra de Segura es la pionera, ya que fue la primera que puso en marcha el marchamo de calidad “Denominación de Origen Sierra de Segura – Certificación Recolección Temprana”.

olives-401839_1920

Tiempo de recolección

El momento de la recolección de la aceituna viene marcado por la zona: en lomas y campiñas, donde la altitud no supera los 600 metros, suele realizarse a mediados de octubre, e incluso a finales de septiembre, mientras que en zonas de sierra, donde la maduración del fruto tarda más en llegar, la recolección se realiza a mediados de noviembre.

En este momento, el índice de madurez de la aceituna aún no ha alcanzado su punto álgido pero sí óptimo para obtener los mejores AOVEs, la mayoría de los frutos todavía están verdes, aunque algunos ya empiezan a pintarse de negro por fuera, y de ellos es posible obtener un zumo con un color más brillante y unos olores y sabores más pronunciados, también es el más rico en polifenoles, aromas y matices que harán que su consumo sea todo un deleite para los sentidos.

olives-253264_1920

Las almazaras que trabajan la cosecha temprana son conscientes de que su producción va a ser menor que si esperan a recoger el fruto unas semanas más tarde, ya que los rendimientos grasos siempre van a ser inferiores. Es decir, se necesitarán más aceitunas para producir la misma cantidad de oro líquido, y si para producir un litro de aceite de oliva tradicional necesitamos entre 4 y 5 kilos de aceituna, para producir un aceite de cosecha temprana nos hacen falta al menos 7 u 8 kilos. Esto provoca un encarecimiento de la producción.

Además, hay que tener en cuenta que en recolección temprana la producción de AOVE también es más compleja porque al no estar bien maduras las aceitunas cuesta más que se suelten del árbol, lo que en ocasiones puede provocar daños en el propio olivo. Por ello, tal y como señalan desde Directo del Olivar, es más habitual encontrarse aceites de cosecha temprana en las zonas de campiña con plantaciones de olivos de cultivo intensivo, en las que la recolección se puede realizar con ayuda maquinaria e incluso de forma totalmente automatizada, produciendo un menor daño al árbol.

 

Calidad sobresaliente

Todos estos “sacrificios” o “inconvenientes” que podamos ver en la recolección temprana se verán subsanados con el producto obtenido, que tendrá una calidad suprema, destacando por su perfil organoléptico, de gran intensidad, así como por su aroma y sabor. AOVEs Premium que, a pesar de tener un coste mayor, generan un importante valor añadido gracias a su extraordinaria calidad, y que podemos encontrar en el mercado a partir de noviembre.

Con todo ello podemos concluir que la recolección temprana es una nueva forma de entender el olivar, la producción y sobre todo el AOVE, que cada vez gana más adeptos y con la que las almazaras intentan diferenciarse, hacer que su AOVE destaque, ganando en prestigio y poniéndolo en valor.

casashualdo1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *