Ávila, en busca de la DOP para su AOVE

¿Sabías que Ávila es la provincia de Castilla y León con mayor superficie de olivar? Con un total de 3.843 hectáreas, se concentra en el sur de la provincia, en torno al Valle del Tiétar y a los pies de la Sierra de Gredos.

Olivar en Pedro Bernardo.

La altitud, más de mil metros, el clima y las distintas variedades que se cultivan, con la manzanilla y la carrasqueña como mayoritarias, hace que de estos olivos se extraiga un zumo de aceituna con un sabor muy especial, nos dicen quienes lo producen.

Los olivares de la zona se encuentran, en zona de montaña, su cultivo es tradicional y la recogida del fruto se realiza de forma artesanal y manual. Actualmente, la mayor parte de las fincas están a cargo de personas mayores, que en muchos casos no encuentran un relevo generacional que siga sus pasos.

Así, para potenciar este sector, reconocer la calidad de los aceites que se producen en la zona, y que no se pierda la tradición de su cultivo, se ha creado la Asociación de Olivareros del Sur de Ávila, cuyo fin último es conseguir la Denominación de Origen Protegida (DOP) para su oro líquido.

Si todo marcha según lo previsto, en 2023 podría estar lista la primera marca de calidad de aceite de oliva de Castilla y León bajo la denominación Aceite de Oliva de Gredos-Tiétar.

La zona cuenta con múltiples parcelas de pequeñas extensiones.

Para las cooperativas (cinco) y almazaras (tres) que forman parte de esta Asociación, encaminar sus pasos hacia la obtención de la DOP pasa por “fomentar el trabajo en la zona rural, no es lo mismo que el socio se recoja su aceituna para su propio consumo a que tenga un aceite con una marca y una DOP. Esto supone que muchos olivares que están abandonados volverán a recogerse, a cuidarse y a ser productivos; también llevará a un aumento en la plantación de olivos para producir más fruto y obtener más aceite», asegura Laura Butragueño Robles, secretaria general de la Asociación. Añade que «esto es lo que necesitamos en los pueblos de la zona para que la gente no se tenga que ir a otros lugares en busca de trabajo”.

Actualmente, “la mayoría de la gente que recoge aceituna son personas mayores y es por eso que, «desde la Asociación, además de potenciar la calidad y marcar una diferenciación para nuestro aceite, queremos fomentar la vuelta a la vida rural, potenciar el desarrollo de la agricultura y que los jóvenes tengan en el olivar una razón para quedarse”, destaca Laura.

Estos olivares se encuentran a los pies de la Sierra de Gredos.

La mayor parte del aceite de oliva que producen las cooperativas de la zona es para autoconsumo, aunque también hay socios que dejan una parte para su comercialización. «La idea es que eso vaya a más, e incluso poder llegar a la exportación, para y así dar un valor a todo lo que hacemos”, puntualiza la secretaria de la Asociación.

Subvención de la Diputación

Recientemente, la Asociación ha recibido una subvención de la Diputación de Ávila de 12.000 euros para llevar a cabo labores de formación y comunicación. Según señalaba el presidente de la Asociación, Pedro Gómez, se trata de “un empuje importantísimo para darnos a conocer, tener presencia en las redes sociales, disponer de una estrategia de marketing adecuada para desarrollar y vender nuestro producto, y para profesionalizar a nuestros agricultores, lo que redunda en una mayor calidad del aceite”.

Concretamente, la formación irá encaminada, por un lado, a la gente joven, para que aprendan el oficio de maestro de almazara y tengan una oportunidad para desarrollar una carrera profesional en estos pueblos sin necesidad de tener que ir fuera en busca de trabajo.

Por otro lado, añade Laura, se formará en manejo del olivar, buenas prácticas de cultivo y de poda.

En definitiva, además de una apuesta por la calidad del aceite de oliva virgen extra que se produce en la zona, la Asociación servirá para revivir estos pueblos del Valle del Tiétar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *