AOVE, única grasa añadida en los productos de Santa Teresa Gourmet

Santa Teresa Shop Ávila. Foto: Santa Teresa Gourmet.
Santa Teresa Shop Ávila. Foto: Santa Teresa Gourmet.

Si hablamos de Yemas, de La Flor de Castilla y de Santa Teresa,  inevitablemente, a nuestra mente viene Ávila y como abulense he querido traer a mi blog  una de sus empresas más representativas, tanto a nivel nacional como internacional. Está presente en cerca de una veintena de países y ha pasado de facturar 50 millones de las antiguas pesetas, a finales de los años 80, a cerrar 2017 con más de 13 millones de euros en facturación.

Estoy hablando de Santa Teresa Gourmet, antigua Flor de Castilla, de la que  conserva la esencia familiar y el amor por las cosas bien hechas, pero que ha sabido abrirse camino como marca Premium y reinventarse para llegar al siglo XXII con fuerza. Además, sus productos llevan AOVE como la única grasa añadida.

¿Cómo definirías a Santa Teresa Gourmet? preguntamos a su directora general, Isabel López Resina, que responde que “Santa Teresa Gourmet es una marca centenaria que tiene su origen en Ávila y en un producto tan singular como las Yemas de Santa Teresa, que después de muchos avatares propios de una empresa familiar, pasados sus primeros 130 años de historia -porque su origen data del año 1860- hubo que reinventar y crear un nuevo modelo de negocio”.

Santa Teresa Shop Las Rozas.
Santa Teresa Shop Las Rozas.

Y es a partir de esa reinvención cuando surge lo que hoy es Santa Teresa, continúa Isabel, “una empresa de alimentación, con un posicionamiento gourmet en tanto en cuanto nuestros productos se diferencian por la calidad de las materias primas que utilizamos para su elaboración, que se traduce en recetas singulares”. Además, asegura su directora general, Santa Teresa aspira a ser una “marca boutique de alimentación”.

La Flor de Castilla, Ávila. Foto: Santa Teresa Gourmet.
La Flor de Castilla, Ávila. Foto: Santa Teresa Gourmet.

De aquella Flor de Castilla que en Ávila todos hemos conocido, Santa Teresa  “tiene lo más importante, el amor por las cosas bien hechas”, afirma López Resina. “Las empresas centenarias nos debemos a nuestra historia y ese cariño por las cosas bien hechas sigue permaneciendo. Seguimos elaborando de forma artesanal, aunque tengamos volúmenes de producción importantes en algunas categorías, como es el caso del membrillo, que esta temporada haremos cerca de 600.000 toneladas de producto terminado. Seguimos haciéndolo como lo hacían las amas de casa y eso se nota en el producto final”.

 

AOVE, ingrediente fundamental

Productos comercializados por Santa Teresa Gourmet.
Productos comercializados por Santa Teresa Gourmet.

Como empresa preocupada por la salud del consumidor, la única grasa añadida que tienen los productos de Santa Teresa es aceite de oliva virgen extra. “Es fundamental en todas nuestras recetas”, reconoce Isabel. Para ello, han elegido un zumo de aceituna procedente de los Montes de Toledo, elaborado por una almazara que trabaja el primer prensado y la extracción en frío. “Envasamos arbequina en botellas pequeñas de retail que vendemos en nuestras tiendas, mientras que para cocinar nuestras recetas utilizamos un coupage en el que la arbequina tienen un peso más importante que el resto de variedades”.

En este punto cabe destacar la mayonesa elaborada por esta compañía abulense, única en el mercado con un 55% de AOVE, y única en el mundo sin aditivos, y por la que Santa Teresa Gourmet recibió el premio EXPOLIVA 2008 al mejor producto elaborado con AOVE. Con ella se elaboran algunas de las mejores y más famosas ensaladillas de Madrid, reconoce Isabel.

El membrillo y el huevo hilado son otros de sus productos estrella. “Partiendo de nuestro origen pastelero, empezamos con los dulces y el primero que sacamos fue el membrillo, posteriormente llegó el huevo hilado. Santa Teresa recuperó la receta tradicional de ambos productos sin ningún tipo de aditivo, consiguiendo caducidades largas gracias a un I+D en su envasado”.

Santa Teresa Shop Las Rozas. Foto: Santa Teresa Gourmet.
Santa Teresa Shop Las Rozas. Foto: Santa Teresa Gourmet.

Hoy por hoy el membrillo es el gran motor de Santa Teresa “es el producto con mayor distribución numérica y el que más factura, mientras que del huevo hilado tenemos el monopolio, prácticamente, envasando con 60 días de caducidad y sin aditivos”, asegura su directora general.

Isabel reconoce que fue el salto del dulce al salado lo que llevó a la reinvención de Santa Teresa, allá por el año 2000. “En el mundo dulce es muy difícil trabajar sin aditivos, y eso se aleja de nuestra filosofía, que es hacer sólo productos naturales. Creemos que somos lo que comemos y es fundamental para nosotros trabajar sin aditivos”.

Santa Teresa Shop Chamartín. Foto: Santa Teresa Gourmet.
Santa Teresa Shop Chamartín. Foto: Santa Teresa Gourmet.

Su premisa pasa por elegir materias primas frescas, y dentro de ellas, las de máxima calidad, no trabajan con concentrados y esto se nota en el en sabor del producto final. A la vez, esto les lleva a tener el PVP más alto en cada categoría donde compiten, “lo que nos limita a un nicho de consumidores preocupados por su salud, que posee además una capacidad económica para poder permitirse gastar un poco más en comer”, reconoce López Resina.

Santa Teresa Gourmet está radicada en Ávila y el 90% de sus trabajadores son abulenses, únicamente tienen externalizada la parte del envasado en brik. En breve inaugurarán unas nuevas instalaciones en el mismo polígono de Las Hervencias, donde ahora se encuentran, que les permitirá multiplicar por tres su capacidad de producción. “Vamos a separar más nuestros espacios para poder tener auditorías internacionales de calidad y seguir exportando, ya que en los mercados internacionales la producción artesana necesita una auditoría de calidad”, asegura su directora general.

Santa Teresa Shop Las Rozas.
Santa Teresa Shop Las Rozas.

Actualmente, los productos de Santa Teresa Gourmet están presentes en cerca de una veintena de países, siendo Estados Unidos el más importante, seguido de Japón, pero también llegan a otros países europeos, a Israel y a República Dominicana. A pesar de ello, reconoce Isabel, “hoy por hoy la exportación tienen una cuota muy pequeña, y sólo supone el 7% de nuestras ventas. Sin embargo, lo vemos como uno de los puntos de crecimiento más potentes”.

El nacional es el principal mercado de los productos de esta marca abulense, “estamos en Gran Distribución de El Corte Inglés, Carrefour, Auchan, etc., trabajamos con prácticamente todas las cadenas de distribución alimentaria, pero apostamos por la omnicanalidad, porque los clientes son cada vez más exigentes”.

Espacio dedicado a experimentar en la elaboración de Yemas de Santa Teresa. Foto: Santa Teresa Gourmet.
Espacio dedicado a experimentar en la elaboración de Yemas de Santa Teresa. Foto: Santa Teresa Gourmet.

Además de sus propios productos, Santa Tersa Gourmet ofrece otro tipo de experiencias, como es la de ir a redondear yemas a La Flor de Castilla, a Ávila, junto a los pasteleros de la fábrica. Y una de las curiosidades de esta firma abulense es que es partner de Casa de Alba, encargándose de elaborar las pastas que comercializan bajo la marca Casa de Alba, que a su vez, ha plantado membrillos en Extremadura, y su producción, en dos años, irá destinada a la producción de membrillo de Santa Teresa.

Exterior de Santa Teresa Shop Las Rozas. Foto: Santa Teresa Gourmet.
Exterior de Santa Teresa Shop Las Rozas. Foto: Santa Teresa Gourmet.

A día de hoy, Santa Teresa Gourmet cuenta con nueve establecimientos propios, dos en Ávila y el resto en Madrid (Jorge Juan, Ponzano, Mercado de Chamartín, Majadahonda, Pozuelo, Las Rozas, Aravaca), pero tiene sobre la mesa proyectos con dos o tres franquiciados. Sus responsables consideran que Madrid tiene mucha capacidad de absorber sus productos, y de momento no se han propuesto ampliar fronteras.

Así es Santa Teresa Gourmet, una firma familiar, que conserva la esencia de lo tradicional, que ha sabido reinventarse y ser una de las más importantes de alimentación gourmet, que se preocupa por la salud y en la que el AOVE es un ingrediente fundamental.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *